OSAJ Propósito

Oficina de Servicios con Antelación al Juicio

La Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ), fue creada el 12 de agosto de 1995 por la Ley Núm. 177, según enmendada, como una nueva agencia del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

La Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ) se creó con el propósito de:

  • Investigar y evaluar a todo imputado de delito y ofrecer a los tribunales sus recomendaciones en cuanto a la posibilidad de decretar la libertad provisional del imputado, en la alternativa o adicionalmente a la imposición de fianza.
  • Suministrar a los tribunales información verificada sobre los imputados al momento de fijar la fianza o condiciones.
  • Velar por la seguridad pública.
  • Propiciar la eliminación de la desigualdad económica.
  • Reducir el uso innecesario de las facilidades correccionales.

Tiene como misión suministrar información verificada a los tribunales para fijar o modificar la fianza o las condiciones que garanticen la comparecencia del imputado del delito en las diversas etapas del juicio, mientras se vela por la seguridad pública.

Esta alternativa evita que personas de escasos recursos que no puedan prestar una fianza y cualifican para el programa, no sean ingresadas en una institución, para de este modo evitar el hacinamiento y los gastos que conlleva la reclusión de un confinado en el sistema correccional.

OSAJ ha contribuido a ofrecer servicios a la rama judicial a través de información recopilada y verificada sobre el historial socioeconómico, empleo, residencia, récord criminal, lazos con la comunidad, adicción o dependencia al alcohol o sustancias controladas, y también mediante la integración de esos clientes a la libre comunidad, debidamente supervisados, garantizando de este modo la seguridad pública.

Beneficios que ofrece la OSAJ para la ciudadanía

  • Garantizar la comparecencia del imputado al juicio.
  • Ayudar a los tribunales en el proceso de fijar fianza o condiciones de libertad condicional, antes del juicio.
  • Incrementar el uso de las facilidades carcelarias para delincuentes violentos y peligrosos.
  • Evitar la desigualdad por condición económica en la fijación de fianza, a los imputados de delitos no violentos o peligrosos.